V Cumbre Continental de los Pueblos Indígenas ‘Abya Yala’

 

  • Durante una semana, cerca de 3.000 indígenas participaron en la V Cumbre Continental de los Pueblos phoca thumb l DSC07477Indígenas ‘Abya Yala’, en el resguardo La María, en Piendamó (Cauca).
  • Objetivos de Desarrollo del Milenio estuvieron en la agenda de discusión. Al final, indígenas proponen cumbre global sobre el tema.
  • Delegación del Escudo Guyanés que hace parte de la iniciativa Guiana Shield Facility-PNUD, asistió al encuentro.

(Piendamó, 20 de noviembre) El “abuelo fuego”, rodeado de ofrendas de la tierra que fueron dispuestas en forma de espiral, estuvo encendido durante 7 días en el emblemático resguardo del pueblo Nasa en La María, Piendamó, centro del Cauca, durante la Quinta Cumbre Continental de los Pueblos Indígenas Abya Yala, realizada del 10 al 16 de noviembre.

La llama significaba la unión de los 17 países y más de 40 etnias de Chile, Argentina, Surinam, Guyana, Guayana francesa, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Panamá, Nicaragua, Honduras, México, Guatemala, Canadá y Colombia que participaron del encuentro. Desde mapuches en Chile, hasta tolupanes en Honduras; arhuacos, paeces, embera, wayúus en Colombia; wounan de Panamá y guaraníes de Paraguay; awá de Ecuador y araonas de Bolivia. Todos se mezclaron para revisar su situación en el continente.

La cumbre es preparatoria a la Primera Conferencia Mundial sobre la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU que se realizará en Nueva York 2014. Los participantes acordaron llevar a este espacio un mensaje de “resistencia contra todas las formas de exclusión, invisibilización y saqueo de sus territorios”.

También saludaron las conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc -en Cuba- y exhortaron a las partes a incluir en la mesa de negociaciones la participación, propuestas y aspiraciones de los pueblos indígenas. “Nos ratificamos en que la paz no será posible sin la participación de la sociedad. Cuenten con nosotros para la paz”, dice la declaración de la cumbre.

“Ratificamos que en La María Piendamó ha florecido la palabra, la convivencia y el diálogo entre la diversidad de culturas, pero no podemos dejar de hacer sentir nuestra indignación por el asesinato de dos hermanos indígenas durante la realización de la Cumbre. Hacemos votos para que la paz llegue a Colombia y a todos los pueblos indígenas del mundo”, añade el documento.

Objetivos del Milenio indígenas

En la cumbre se discutió sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Un grupo de 80 delegados de Ecuador, Bolivia, Colombia, Guatemala y Perú resaltó la importancia de lograr un consenso del mundo indígena sobre unos mínimos de desarrollo con pertinencia cultural que sean tomados en la agenda global.

Para tal fin propusieron realizar una cumbre indígena de Objetivos de Desarrollo del Milenio, paralela a la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas de 2014. “En el mundo occidental hay ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio. Nosotros proponemos cinco: Protección y defensa del territorio; Autodeterminación, autonomía y gobierno propio; Desarrollo Propio, buen vivir, equilibrio y armonía; Consulta previa y consentimiento libre e informado; Transformación de las instituciones”, dijo Gilberto Yafue, de la Comisión de Tierra y Territorio del Consejo Regional Indígena del Cauca.

Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), explicó que esta visión se enfoca al reconocimiento institucional de los derechos de la “madre tierra” para garantizar la protección del agua, el territorio y la naturaleza. “Queremos un reconocimiento pleno de nuestras instituciones de gobierno, su legitimidad y autonomía para el control ambiental y cultural de nuestros territorios –dijo Arias-. Para los indígenas es muy importante que el “buen vivir” constituya un concepto de orden global”.

Para los distintos grupos étnicos participantes, dentro de esa visión de Objetivos de Desarrollo el Milenio debe considerarse “declarar a todos los pueblos indígenas del mundo como patrimonio de la humanidad” y reconocer el territorio como elemento imprescindible para su buen vivir. “Podemos impulsar y desarrollar las prácticas tradicionales de manejo de la tierra para contrarrestar y combatir los efectos del cambio climático. No permitir la contaminación de las aguas, la tierra y el aire. El agua es la vida de nosotros”, explicó Delcia Fuentes indígena de la selva Matavén, en Puerto Inírida.

"Hay un avance importante al incluir el tema en la agenda de los pueblos indígenas del continente que desde su propia cosmovisión plantean accciones concretas, por ejemplo, de superación de la pobreza en el mundo. La idea es trabajar de la mano de los Estados en unas metas más integrales para que esto produzca resultados concretos", explicó Andrés González Posso, asesor de asuntos indígenas del PNUD.

Llamado desde el Escudo Guyanés

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, apoyó la organización técnica y económica del encuentro, en particular en el desarrollo, coordinación y sistematización de mesas temáticas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, territorio, cultura, cosmovisión, desarrollo sostenible y gobierno propio.

De igual forma, participó una amplia delegación de la Iniciativa del Escudo Guyanés, GSF por sus siglas en inglés, la cual abarca 6 países del Continente: Venezuela, Brasil, Guyana, Guyana Francesa, Surinam y Colombia. De este grupo hizo parte un grupo de la Selva Matavén de Colombia, donde viven 12.000 indígenas de las etnias piaroa, puinave, sikuani, curripacos y cubeos.

"La madre naturaleza está llorando porque se está hiriendo el árbol de la vida. El agua, la tierra, el aire, peligran y hoy estamos aquí para reafirmar nuestro compromiso de protegerlos. Por eso insistimos en el territorio como algo sagrado", dijo Héctor Fuentes, de la Asociación de Cabildos Indígenas de la Selva Matavén (Acatisema).

"Para las mujeres que nos estamos fortaleciendo y empezando a tener representación, esta es una oportunidad de mirar cómo podemos aportar y enseñar a nuestras compañeras a organizarse", agregó Elizabeth Ponare, de Acatisema.
Desde Surinam, Etta Romana William quien representó la comunidad Apoera,insistió en la unidad indígena. "Somos unos, el pueblo indígena y enfrentamos los mismos desafíos. Algunos de nosotros lo hemos hecho mejor otros no tanto, pero nos une el querer trabajar por el desarrollo de nuestras comunidades", precisó.

Durante los 7 días del evento se realizaron actividades paralelas como la Asamblea Continental de Comunicación Indígena; la Segunda Cumbre Continental de Mujeres Indígenas y varias mesas temáticas en las que se insistió en el consumo responsable, la protección de los recursos, la reducción de transgénicos y la compra de productos propios.

Al final, los indígenas entregaron la declaración de la Cumbre de la tierra del Abya Yala (nombre original del continente americano) con un llamado a posicionar sus temas en la agenda global y a defender sus territorios a partir de la unidad de los pueblos y la incidencia política. (Ver declaración de la cumbre) .

         undp-signature          

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Oficina de Comunicaciones
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
Teléfono:  57-1-4889000 ext. 131
Celular: 3006540690
Av 82 # 10-62 Piso 3 Bogotá
Facebook:  https://www.facebook.com/pnudcol
Twitter: @pnudcolombia