Se amplía Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, en el corazón de la Amazonia


De izquierda a derecha, la Directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia, Julia Miranda; el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Gabriel Uribe y el Presidente de la República, Juan Manuel Santos. Fotografía: cortesía César Carrión - SIG.

    • "La ampliación de Chiribiquete en 1.483.399 hectáreas es una apuesta por la vida, la sostenibilidad y el bienestar de los colombianos": Presidente Santos
    • El Parque, en el corazón de la Amazonía colombiana, pasa de tener 1.298.954 hectáreas a 2.782.353 hectáreas, equivalentes a proteger el área de un país como Bélgica.
    • Con la ampliación en más del doble del Parque Nacional Natural de Chiribiquete, la quinta parte de la Amazonia colombiana estará protegida dentro del Sistema de Parques Nacionales.

Bogotá, 21 de agosto de 2013 (MADS). Con el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, por primera vez en la historia de Colombia se declara la ampliación de un área protegida superior a 1.5 millones de hectáreas. El parque, ubicado en lo profundo de la Amazonia, pasará de tener 1.298.954 ha. a 2.82.353 ha.

Durante el acto de declaratoria de la ampliación, el presidente Juan Manuel Santos, dijo que "la ampliación que hoy declaramos del PNN de Chiribiquete, que pasa de un millón 300 mil ha. a cerca de 2 millones 800 mil ha., es una apuesta por la vida, por la sostenibilidad y por el bienestar de los colombianos y de la humanidad en su conjunto".

Según expertos nacionales e internacionales, el Parque de Chiribiquete es uno de los hotspots de biodiversidad a nivel mundial. En términos de riqueza y singularidad, la ampliación incluye 41 especies de reptiles y 49 de anfibios. Se ha registrado un total 145 especies de aves, 209 de mariposas, la conservación de al menos 13 especies amenazadas de mamíferos, seis posibles nuevas especies y siete nuevos registros para el país.

En la cuenca baja de los ríos Yarí, Yavilla y en la cuenca media del río Mesay, se ha registrado un total de 133 especies de peces, las cuales son aprovechadas por las comunidades indígenas que habitan en la cuenca media del río Caquetá.


Panorámica del PNN Serranía de Chiribiquete. Fotografía: cortesía Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Los bosques amazónicos regulan el clima de Colombia y del planeta mismo. Retienen la humedad que es transportada por el viento hacia la cordillera oriental, posibilitando la oferta de agua de la región Andina y Caribe que es donde habitan la mayor parte de los colombianos. La Amazonía Colombiana contiene el 72% de los 7 billones de toneladas de carbono contenida en los bosques naturales del país.

"Las dos terceras partes de los bosques naturales del país se encuentran en la región Amazónica. Con la ampliación de Chiribiquete estamos contribuyendo a una mayor estabilidad climática de Colombia y del mundo. Es una inversión importante contra el cambio climático que la comunidad internacional está dispuesta a reconocer", señaló el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Gabriel Uribe, al firmar la resolución de ampliación de Chiribiquete.

Además, Chiribiquete es una de las joyas del patrimonio cultural colombiano, pues en algunos de sus cerros existen pictografías; zonas antiguamente transformadas por pobladores indígenas, como las Terras pretas, y petroglifos labrados en las piedras, de especial importancia para los grupos indígenas que habitan los resguardos colindantes o próximos a los nuevos límites de esta área protegida.


Mapa de la ampliación del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete. Clic para ampliar la imagen.

La declaratoria hecha hoy por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible contó con la valiosa gestión de la Unidad de Parques Nacionales y su equipo de funcionarios, así como con el apoyo de un sinnúmero de entidades del Gobierno Nacional, universidades, ONGs, entre las cuales se encuentran la ANH, el DNP, la Academia de Ciencias, la Fundación Gordon y Betty Moore, The Nature Conservancy y la Fundación Puerto Rastrojo.

Con esta ampliación, el Gobierno del presidente Santos contribuirá con la conservación de 9.500.000 hectáreas en la Amazonia colombiana a través de las 18 áreas protegidas existentes. De esta manera, el 20% de la Amazonia colombiana quedará protegida. Así, Colombia pasa a ser sin duda el país que mayor proporción de áreas protegidas tiene con respecto a su área de la Amazonia.

La Amazonía colombiana, como nunca antes, es vital para el planeta. Y forjar un nuevo pacto en la diversidad, por la sostenibilidad económica, cultural y ambiental de la Amazonia, es un compromiso esencial.

Por esa razón, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible planteó una estrategia para la sostenibilidad de la Amazonia, empezando por el Caquetá y el Guaviare, que es donde se concentra el 30% de la deforestación en Colombia y donde se está ampliando el PNN Chiribiquete. Las principales causas de deforestación en estos 2 departamentos de la Amazonia son la expansión de la ganadería extensiva, la tala ilegal y la minería ilegal, así como los cultivos de uso ilícito, particularmente de coca.

Y para lograr esta estrategia, el Ministerio ha estructurado en los últimos 2 años una ambiciosa iniciativa de captación y ejecución de recursos que cuenta con compromisos de apoyo de varios países, incluyendo Noruega, Alemania y el Reino Unido, y representan gestiones de cerca de 100 millones de dólares.

La estrategia combina conservación y desarrollo sostenible. En la primera dimensión, la estrategia incluye el componente de conservación, como la ampliación de Chiribiquete, para reducir las presiones de deforestación en esta parte del territorio nacional. Allí se apoyará el plan de manejo de esta nueva área protegida, que incluye su monitoreo y supervisión.

En la segunda dimensión, se gestionarán proyectos de desarrollo sostenible que desincentiven las causas de deforestación y que generen opciones de desarrollo para las comunidades de estos departamentos.

"Ponerle freno a la deforestación es posible si generamos opciones para la gente del Caquetá y el Guaviare. Solo así tendremos verdaderos aliados locales de Chiribiquete y de nuestros bosques amazónicos", dijo el Ministro Uribe.

Si esta estrategia es exitosa, evitará deforestación en esta área del país y por lo tanto, la emisión de millones de toneladas de carbono a la atmósfera, contribuirá a mantener la regulación hídrica y climática del país y del mundo, y preservará un verdadero corredor biológico entre la región de la Amazonía y los Andes.

CARACTERÍSTICAS DE LA AMAZONIA COLOMBIANA

    • La delimitación de la Amazonía colombiana obedece a los límites de divisoria de aguas en la parte alta de la cordillera oriental de los Andes colombianos; al Norte corresponde con la zona de coberturas predominantes de bosques que limitan con las sabanas naturales de la Orinoquia; y al Sur y Oriente corresponde con los límites internacionales de Colombia con Ecuador, Perú, Brasil y Venezuela (SINCHI 2007)
    • Esta vasta región comprende el límite de la cuenca hidrográfica en el sector occidental definido por la divisoria de aguas en la cordillera oriental de los Andes colombianos, con alturas superiores a los 4.000 msnm; en el sector norte hasta donde llega la cobertura de bosque; y en el sur y el oriente, en las fronteras políticas internacionales con Perú y Brasil. Políticamente, cubre la parte sur del departamento del Vichada; el suroccidente del Meta; todo el territorio de los departamentos de Guainía, Guaviare, Vaupés, Amazonas, Putumayo y Caquetá; la bota caucana; y las vertientes amazónicas de Nariño conformadas por la parte alta de los ríos Guamuéz, Sucio, San Miguel y Aguarico.


Región Amazónica Colombiana. Fuente: SINCHI, 2004.

    • Las principales figuras de ordenamiento legal del territorio son: resguardos indígenas los cuales ocupan el 45% de la región seguidos de la reserva forestal de Ley 2ª de 1959 con el 22,2%; las áreas protegidas (de los 56 parques nacionales naturales 18 se encuentran en la región amazónica) con el 16%.
    • El 67% de los bosques naturales del país se encuentran en esta región, de los cuales más del 80% están en perfectas condiciones.
    • Con tan solo el 2.8% de la población nacional y 3.6% de la población amazónica continental, es además una de las regiones con más baja densidad poblacional del país y de la Amazonia continental.

AMENAZAS

    • Deforestación: La sostenibilidad de la Amazonia colombiana está hoy en día severamente amenazada. De hecho es la región colombiana más afectada por la deforestación, especialmente los departamentos de Caquetá, Meta y Guaviare, que concentran el 46% de la pérdida de bosque del país, pese a que en la última medición para el 2011-2012 la deforestación disminuyó en esta región cerca de 10 mil hectáreas anuales.
    • Puntos Activos de deforestación en la Amazonia colombiana: Los focos de deforestación activa (temprana, intermedia y reciente) o los denominados Hotspots de deforestación, se presentan en la región amazónica en los límites de los departamentos del Meta y Caquetá, departamento del Guaviare (inmediaciones de San José del Guaviare) y el occidente del departamento de Putumayo, cerca de la frontera con Ecuador.
    • El Caquetá es el departamento que representa el mayor porcentaje de pérdida de bosque, con el 19% del total nacional, le sigue el Meta con el 15% y luego el Guaviare con el 11%.
    • Las principales causas de deforestación en la Amazonía son la expansión de la ganadería extensiva, la tala y la minería ilegal, así como los cultivos de uso ilícito particularmente de coca.
    • La actividad ganadera, actualmente en la Amazonia tiene en pastos una superficie aproximada de 3?448.000 ha, y durante el periodo 2005-2010 se transformaron 661 mil ha. de bosques nativos a pastos. Según el IDEAM, los departamentos con mayor número de cabezas de ganado para el año 2000 eran Caquetá con 799.365 y Putumayo con 132.517.
    • Es importante tener claro que en esta región existe un proceso de praderización, consistente en la ampliación de las áreas de pastos plantados, en detrimento de los bosques nativos.
    • En caso de no aplicar políticas efectivas de conservación y uso sostenible, hacia el año 2050 la región amazónica colombiana puede estar muy cerca de perder 13 millones de hectáreas aproximadamente, manteniendo solamente la superficie de bosque natural que esté bien bajo figuras de protección de áreas protegidas o cuyas condiciones biofísicas la hacen poco accesible.
    • Cambio climático-emisiones de gases efecto invernadero: La mayor parte de los Gases Efecto Invernadero de Colombia se concentran en el componente de deforestación y de ganadería. Teniendo en cuenta que la mayor parte de la deforestación en Colombia se concentra en la región amazónica se puede decir que esta región es una de las principales contribuyentes a las emisiones nacionales GEI. Pero más allá de las emisiones, lo que sucede con la deforestación es que con esta se degradan los suelos y con ello la capacidad de regulación hídrica de la región y climática de la misma y de la zona Andina. Si se incrementa la deforestación en la Amazonia se pierde la humedad que en últimas permite que en la región Andina los ecosistemas de alta montaña puedan abastecer de agua a más del 70% de los colombianos para el 85% de sus actividades.
    • Cambio climático-vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático: De acuerdo con los escenarios de cambio climático para el 2025 del (IDEAM, 2011), el estado de conservación de la Amazonia colombiana y las condiciones biofísicas relativamente buenas de los ecosistemas muestran que la resiliencia de los ecosistemas de la región Amazónica es buena. Según los mismos escenarios, la vulnerabilidad, determinada a partir de la exposición de un territorio a las condiciones climáticas, su sensibilidad ante los efectos y la capacidad de adaptarse, es media en la mayoría de la región Amazónica, la cual se explica por las condiciones socioeconómicas de la zona. Sin embargo, en el piedemonte del macizo colombiano en la Amazonía y La Macarena, habrá una reducción mayor de precipitación entre -30 y -10 %, área relacionada con las zonas de intervención de esta región, con lo cual la vulnerabilidad de esta área de la Amazonia, que es la que concentra buen parte de las actividades agropecuarias y la población, es alta frente al cambio climático.

VIDEO AMPLIACIÓN PNN SERRANÍA DE CHIRIBIQ
Fuente: Grupo Comunicaciones - MADS

 

Source:  http://www.minambiente.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=1367&conID=8941